domingo, enero 28, 2007

El Plan

A estaba muy preocupado, sabía que si cruzaba la línea y volvía a ver a C fuera del trabajo la cosa ya no tendría solución. A era un hombre de orden que huía de los imprevistos como los yonkys huyen del agua. Lo tenía todo organizado para espantar la angustia y ahora iba a ver a C. Un café, un saludo que se alarga, una conversación placentera al terminar el trabajo. Por h o por b ahí estaba A esperando esa noche en la que todos los futuros imaginados podrían saltar en pedazos para siempre.
Para evitar riesgos colaterales decidió prepararse para lo mejor y para lo peor: valium, whisky, pañuelos para llorar y cava para el amanecer. Con esmero de funcionario seleccionó el” Berlín” de Lou Reed para la desolación y a los Tindersticks por si había que llorar. Eligió a Marvin Gaye por si llegaba el momento de buscar estrellas en la piel de C. y, pesimista como era, decidió tener a mano a los Sex Pistol por si en un ataque de furia tocaba destrozar el piso. Si las cosas iban bien oirían romper el día con Massive Attack en el tocadiscos y si el dulce tedió se presentaba pondría a los Smiths.
A salió hacia su cita tan seguro como el equilibrista que ha tejido su propia red sin darse cuenta que uno de los discos estaba rayado . Era la segunda vez que le ocurría. mono3

3 comentarios:

mono4 dijo...

Cuando mono3 escribe como un escritor de novelas, de cuentos cortos, de relatos existenciales, asoma un lado suyo sin tapujos. No quiero decir que con sus otros textos sobre música, sobre política, sobre sociedad... no esté en ellos su personalidad, sino que en estos casos de narrativa es más patente un lado no siempre exteriorizado. Así que aplícate al cuento, nunca mejor dicho, que tus fans urgimos de tu primer libro de relatos... ¿para cuándo?

vertov dijo...

en los dos últimos textos del blog os está aflorando la vena literaria, lo cual me gusta porque creo que en el fondo escribimos por que leemos y nos gusta la literatura. estamos,pues,en un momento de explosión de escritura que no sabemos en donde acabará. ánimo y a seguir en esa vía todavía por explorar.

Anónimo dijo...

Supongo que lo sabreis; el abuelo Lou está de gira con el album Berlin. Ha recuperado a Steve Hunter. Circulan bootlegs geniales de varios conciertos de la gira. Su voz ha envejecido y se ha oscurecido, su dicción se ha vuelto más seca y áspera. Guardo esos bootlegs como joyas.

gracias por el blog
saludos